‘La Conquista del Espacio’ de Fito Páez

El compositor argentino publica 'La Conquista del Espacio', su vigésimo tercer disco de estudio; un trabajo necesario en su catálogo, con algunas de las mejores canciones que ha firmado Fito Páez en los últimos años

En el día de su 57 cumpleaños, Fito Páez lanzó La Conquista del Espacio su vigésimo tercer disco de estudio, un regalo para todos sus seguidores. A lo largo de sus nueve canciones, el músico rosarino demuestra que las musas le siguen visitando. La Conquista del Espacio es uno de los mejores trabajos de su discografía reciente.

El disco comienza con la canción homónima, un corte realmente conquistador con una fuerte presencia de arreglos de cuerda, que nos anticipa la deriva sonora del álbum. Eso si, resulta innecesario el batiburrillo de colaboraciones a mitad de canción. En contraposición, una melodía que rememora y reformula la de sus grandes éxitos noventeros, en especial “Circo Beat”.

El que fuera el primer adelanto, “Resucitar”, es un corte reseñable con muchos elementos ‘beatle’, muy Paul McCartney. La línea de bajo y los arreglos orquestales te sumergen en una canción de la que no es fácil salir a flote. Sin duda, una de las composiciones que perdurarán en el repertorio de Fito.

Ver lo malo para valorar lo bueno. Eso es “Las Cosas que me Hacen Bien”. Un rock ‘n’ roll añejo con una letra contemporánea: “Qué pasó con el mundo, que se puso tan policía. Qué pasó con la sangre derramada por la libertad. Que se entienda bien que hoy no estoy hablando de los años 70 en Argentina. Hoy faltan los panes en la mesa y se hace casi imposible respirar”. El resto nos hace bien.

Después de dos temas caracterizados por la profusión de los arreglos “La Canción de las Bestias” sirve de rellano. Un tema acústico donde los teclados de Fito ceden el protagonismo a las seis cuerdas de la guitarra. Una letra bien trabajada que alude a las bestias interiores, la lírica más profunda del disco vestida con el mejor traje musical posible. Vuelven los arreglos orquestales que caracterizan la producción para evitar la monotonía y hacer crecer la canción en su ocaso. Esta canción lo tiene todo, es una canción redonda; y mejor aún, no es la típica canción de Fito Páez, es una joya necesaria en su discografía.

Fito se sirve de las colaboraciones para potenciar canciones que podrían pasar más desapercibidas como la soulera “Gente en la Calle” y la irreverente cumbia “Ey, You!”. “Maelström” ejemplifica a la perfección lo que ocurre con los que han sido genios: es una buena canción, pero es una canción que podría hacer cualquiera (incluso suena un poco a Dani Martín, con todos los respetos); y quizá a un genio como Fito se le exige un poco más.

Un disco adecuadamente corto, con composiciones relevantes y sin canciones que resulten especialmente superflúas. Destaca la producción uniforme y elocuente de Diego Olivero, que consigue engrandecer los temas más notables y potenciar los más discretos. Las canciones más íntimas están arropadas por las cuerdas, y los temas más descarados y rockeros impulsados por los vientos. La Conquista del Espacio no es una obra maestra; pero de él perduraran tres o cuatro canciones, no es cosa menor. Los años dorados del rosarino innegablemente ya pasaron. Sin embargo, la figura egregia de Fito Páez va a permanecer en la historia de la música argentina e hispanohablante para siempre.

Valoración En.Musiké:

7 Composiciones
7 Música
7 Letras
7 Interpretación
7.5 Producción
7.1
Más de Miguel Hernández Morán

“While My Guitar Gently Weeps” – The Beatles (III): La letra y la colaboración de Clapton

Con motivo del 42 aniversario de la grabación de “While My Guitar...
Leer más

4 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *