Lorca en la Música Popular (III): Enrique Morente y Lagatija Nick – ‘Omega’

En 1991 Alberto Manzano, amigo y traductor de Cohen, había llamado a Morente para proponerle transportar las canciones del genio canadiense al flamenco, proyecto que el cantaor aceptó y con el que se puso manos a la obra; esto se transformaría en la semilla de Omega

Enrique Morente es, junto con Camarón, el gran icono del flamenco moderno, no solo por su gran voz, sino también por sus iniciativas revolucionarias, (muchas veces no entendidas por los puristas flamencos) mezclando rock y flamenco dentro del mundo de esta arraigada música folklórica.

Como ya se ha comentó en el artículo anterior [Lorca en la Música Popular (II)], Leonard Cohen allá por la década de los 90 viaja a España para conocer mejor el mundo lorquiano que tanto admira, y en 1993 en Madrid se encuentra con Morente. En este encuentro ambos intercambiaron ideas, gustos e iniciativas que no caerían en saco roto.

Portada del disco Omega. Foto: Miguel Hernández Morán

En 1991 Alberto Manzano, amigo y traductor de Cohen, había llamado a Morente para proponerle transportar las canciones del genio canadiense al flamenco, proyecto que el cantaor aceptó y con el que se puso manos a la obra; esto se transformaría en la semilla de Omega. Sin embargo este proyecto daría un giro fundamental posteriormente cuando llega a los oídos de Morente que Jesús Arias, hermano de Antonio Arias líder del grupo granadino de corte indie-rock Lagartija Nick, pretende musicalizar poemas de Lorca mezclando punk y flamenco.

Se produce un encuentro entre los músicos granadinos en el que Jesús Arias presenta a Morente una adaptación del poema de Lorca «Niña ahogada en el pozo» con la música de la potente «Helter Skelter» de The Beatles, ante lo que Morente queda tan fascinado que decide centrarse ahora en los poemas de Poeta en Nueva York e incorporar a Lagartija Nick a su proyecto.

Morente (centro) con el grupo Lagartija Nick durante las sesiones de grabación de Omega. Fuente: La Sexta

Finalmente, tras dos años de tensas sesiones de grabación y dificultades para encontrar una discográfica que se comprometiera a lanzar el disco, en 1996 sale a la venta Omega. Consta de 13 canciones, 9 de ellas son musicalizaciones del poemario americano de Lorca, otras 3 adaptaciones de las canciones de Leonard Cohen traducidas.

En la segunda pista del disco encontramos «Pequeño vals vienés», texto que Cohen ya había adaptado para su «Take this Waltz» y que vuelve a su origen con Morente que utiliza la musicalización ya realizada por el canadiense para desarrollar esta canción que ejerce de vértice entre los dos inspiradores del disco, Lorca y Cohen.

Interior del disco Omega. Foto: Miguel Hernández Morán

Hoy día este disco es una referencia dentro de la música en castellano, entre otras cosas por el abrazo definitivo que se produce entre el flamenco y el rock, y la continua presencia del duende lorquiano en cada una de las canciones que lo forman. Eric Jiménez, (actual batería de Los Planetas) batería y percusionista de Lagartija Nick en Omega, define el resultado del disco de una forma muy certera, y muy cercana al concepto que Lorca buscaba en su poemario Poeta en Nueva York:

Es como si Enrique (Morente) fuera el poeta cantando en lo alto del Empire State de Nueva York, y nosotros (Lagartija Nick) fueramos el ruido de la ciudad.

Más de Miguel Hernández Morán

Gorillaz lanza “Aries”, su nuevo single para ‘Song Machine’

El cibergrupo Gorillaz publica "Aries", en la que colaboran Georgia y Peter...
Leer más

6 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *