EnMusiké recomienda: Taifa Yallah

Como cada semana, te invitamos a descubrir un artista o banda que haga más amena la espera del fin de semana. Para escuchar de camino al trabajo, haciendo deporte o en casa de relax.

Sin duda, uno de los artistas más atrevidos de la escena urbana actual es Pablo Enoc Bayo, más conocido como Dellafuente. Su carrera es ciertamente de lo más bipolar. Utiliza las colaboraciones y determinados mecanismos de producción para hacer llegar su música, o al menos su nombre, a las masas. A la par, muestra sus inquietudes creativas, muchas de ellas fundamentadas en elementos andalusíes y granadinos, y no teme a la experimentación. Su último disco es una prueba evidente ello. En el polo opuesto a las incursiones en la mercadotecnia y lo comercial se encuentra el proyecto Taifa Yallah. En él se mezcla la lírica urbana y el quejío con autotune que signa la música de Dellafuente, con guitarras eléctricas con distorsión extrema y baterías metaleras. En resumen, un cóctel con el trap y el heavy metal como ingredientes principales.

Taifa Yallah nunca debe entenderse como la continuación de Dellafuente. Es un nuevo proyecto con nuevos horizontes. Con su propio camino. Siempre he buscado sentirme en paz, también mantener un ascenso continuo, un estado elevado, dejarme conducir. Por eso siento que Taifa Yallah es una corazonada, una causa” aclaró el propio Dellafuente cuando se dio a conocer este nuevo proyecto. Y del final de esa cita toma el nombre el disco del proyecto: Ep.01-Causa.

Ep.01-Causa está a caballo entre el EP y el LP. Está conformado por ocho temas, con un total de 24 minutos (el primero de los cortes, “Taifa”, es una introducción instrumental de poco más de un minuto). Cada una de las canciones está asociada a un vídeo no narrativo, pero con coherencia y cohesión estética. A lo largo del disco se escuchan ecos del rock andaluz de Medina Azahara o, incluso, un paralelismo en la mezcolanza sonora del proyecto con el incomparable Omega de Enrique Morente (1996). Curiosamente, el tema de Taifa Yallah más escuchado en las plataformas digitales, “El Bosque”, emana cierta esencia a los Extremoduro de Agila (1996), saxo mediante.

Ningún elemento es azaroso en Taifa Yallah; todo tiene un sentido, y en gran medida se compone de referencias hispanoárabes. Empezando por el nombre, “Taifa” eran los pequeños reinos en que se dividió la Península Ibérica en el siglo XI, durante el Califato de Córdoba. Desde el punto de vista etimológico, “taifa” en árabe significa “bando” o “facción”. Por otro lado, “yallah” es un término de arenga o movimiento que se podría traducir como “vamos”.

Taifa Yallah es poder. Autoconquista. Espiritualidad. Desaparición de complejos. La eterna búsqueda de un propósito. No puede coexistir con la incertidumbre del qué dirán. La experiencia, el conocimiento, los medios, han podido hacerlo realidad. Donde desemboca la inquietud. Donde desembocan los miedos. Taifa Yallah es liberación.

Dellafuente

Dellafuente  inició este proyecto en secreto hace dos años junto a Antonio Narváez, su escudero musical y productor habitual, y otros músicos afines como Moneo y Pepe. El nombre del álbum, Ep.01-Causa, hace referencia a un primer episodio, ¿nos brindará Taifa Yallah una nueva entrega?

Más de Miguel Hernández Morán

ARA MALIKIAN: “Nadie ha igualado a Paco de Lucía. Es un referente, un espejo donde mirarse”

Entre lo académico y lo popular, entre lo oriental y lo occidental;...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *