THE FUNKY KNUCLES: «Nuestra música no tiene límites»

El sexteto llega desde Dallas a Albuquerque, pero no a la ciudad de Nuevo México, sino a la calle donde se ubica Clamores, la sala donde podremos disfrutar de su directo, expandiendo el jazz por sus infinitos universos.

Habéis lanzado The Way It Is, vuestro último álbum, hace unos meses. ¿Cómo se ha originado y desarrollado la grabación de este disco?

Todos en la banda participamos en la creación y producción de los temas. Cuando trabajamos en una nueva canción, normalmente comenzamos el proceso rastreando una idea que uno de nosotros ha presentado al resto. Rara vez escribimos la música. La composición tomará forma a medida que la toquemos juntos y cada músico añade su aportación única. Muchas de las ideas que escuchas en las grabaciones nunca formaron parte de la pista original. Más bien, fueron improvisados y luego integrados en la composición. Cuando grabamos un disco intentamos captar el espíritu de esa improvisación en el momento de la sesión de grabación.

Ya disfrutamos el año pasado de vuestro show en Clamores dentro del ciclo JAZZ CON SABOR A CLUB, volvéis el próximo 11 de noviembre como parte del cartel JAZZ CON SBAOR A CLUB 2023, ¿cómo afrontáis este concierto?

Estamos increíblemente agradecidos de estar de regreso en Clamores. Tenemos mucha música nueva del nuevo álbum por presentar y las canciones continúan desarrollándose a medida que las tocamos en la gira. Por eso estamos muy emocionados de compartirlas con todo el público de Madrid en este concierto.

Podemos asegurar que la música de The Funky Knuckles es una mezcla vanguardista de jazz y funk. ¿Qué creéis que le aporta el jazz y que creéis que le aporta el funk?

Mucha gente escucha nuestro nombre y asume que “The Funky Knuckles” es una banda de funk. Sin embargo, nuestras influencias musicales provienen de una gama mucho más amplia de géneros. Escucharás elementos de R&B, rock, gospel y música clásica en la misma medida que funk. No intentamos mezclar conscientemente ciertos géneros y no intentamos conscientemente sonar “vanguardistas”. Simplemente estamos tratando de crear música que se sienta honesta y que disfrutemos tocando juntos. Teniendo esto en cuenta, la inspiración puede venir absolutamente de cualquier lugar.

¿Es el jazz un lenguaje infinito?

¡SÍ! Sin ninguna duda.

Y a vuestra música en concreto, ¿le ponéis alguna frontera? ¿Tratáis de evitar ciertos ritmos, armonías o desarrollos? Por ejemplo, “2020” tiene hasta una parte de guitarra que podríamos considerar heavy metal.

La palabra «límite» implica que estamos tratando de mantener algo fuera. Como construir una cerca alrededor de tu casa. Intentamos abordar la música con la mente abierta, por lo que establecer “límites” no es algo que haríamos generalmente. En ese sentido, nuestra música no tiene límites.

En lugar de una valla, prefiero pensar en la estructura de una casa. Las paredes pueden ser de madera, ladrillo o cemento, pero el marco proporciona una forma general y un punto de partida. Nuestras canciones tienen acordes/ritmos/melodías particulares que siguen ciertas reglas. Pero en lugar de utilizarlas como limitaciones, las utilizamos como terreno común para la improvisación.

A pesar de la tendencia por parte de muchos artistas de solo publicar singles, vosotros apostáis fuerte por el formato disco como una obra completa. ¿Os preocupáis mucho de darle un sentido al orden de las pistas y crear una obra total que va más allá de un grupo de canciones?

Dado que todos los miembros de la banda participamos en el proceso creativo, las composiciones generalmente no están planificadas en un orden determinado. Sin embargo, el estilo es muy reconocible y consistente, independientemente de quién escribió la canción. No importa lo que toquemos, haremos que suene como The Funky Knuckles. Me gustaría pensar que esto le da a nuestro álbum una sensación de cohesión, incluso si cada canción en particular es bastante única.

¿Cómo lleváis vuestra música al directo? ¿Tratáis de ser fieles a las grabaciones o preferís ver a dónde os lleva la improvisación?

Somos más partidarios de jugar en el momento. Esto significa que nuestra música cambiará cada vez que toquemos una canción. Si nos escuchaste en Clamores el año pasado, es posible que escuches un par de canciones iguales. Pero probablemente escuches nuevos grooves, nuevas armonías y nuevas líneas de trompeta en esos temas.

¿Qué os inspira Madrid musicalmente?

Esta será nuestra segunda vez en Madrid como banda. Estamos increíblemente agradecidos por el apoyo. En 2022, el espectáculo de Clamores fue uno de nuestros favoritos de la gira. La última vez solo pudimos quedarnos un día, así que no tuvimos muchas oportunidades de ver la ciudad. Pero este año tendremos dos días libres después del espectáculo. Tenemos muchas ganas de explorar Madrid y escuchar algo de música local.

Más de Miguel Ángel Hernández Morán

“While My Guitar Gently Weeps” – The Beatles (II): Grabación

Con motivo del 42 aniversario de la grabación de “While My Guitar...
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *