La enorme riqueza africana: la cultura

El continente africano es considerado la cuna de la civilización y, por ende, se puede entender que de todo lo que surgió de ella.

Los estudios e investigaciones más modernas han dictaminado que la civilización tiene su origen en África. En un proceso que duro miles de años, la especie humana fue extendiéndose por todo el mundo. Estos emigrantes ya tenían adquiridas diferentes costumbres, tradiciones y saberes y, por ello, se considera este continente como la cuna de la cultura.

El gran tamaño de África le dota de una enorme pluralidad. Los 1,291 millones de personas (datos Naciones Unidas 2019) que viven en este territorio da cuenta de la cantidad de lenguas, religiones, tradiciones, tribus y riqueza que se puede encontrar. Los propios Estados Africanos reconocen la gran diversidad multicultural y el enriquecimiento que ello otorga a las naciones y pueblos. En este sentido se han comprometido a defender la diversidad cultural de todos los países.  De esta manera se contribuye a la expresión de la identidad regional y nacional, lo que se conoce como panafricanismo.  

Partiendo de esta última premisa, se ha establecido que los ancianos y los líderes tradicionales sean agentes culturales. Por otro lado están los jóvenes africanos, los cuales representan la mayoría de la población. Estos son los encargados de preservar, extender y modernizar la propia cultura del continente.

Las diversas Áfricas

Este continente es muy extenso, tanto física como humanamente, lo que hace imposible hablar de una única cultura, tradición o costumbre. Por ello, en el año 2006, 50 países africanos firmaron la llamada “Carta por el Renacimiento Cultural de África”. Con ella se quiere promocionar y proteger la cultura africana, pero respetando las características de cada nación.

El desarrollo milenario de todo el territorio se percibe claramente en la convivencia de las nuevas y más modernas manifestaciones culturales junto con tradiciones arraigadas desde hace siglos en las diferentes naciones.

– Literatura

La oralidad es la forma más común de trasmitir los saberes y costumbres en África. La mayoría de los pueblos no han utilizado la escritura hasta hace poco tiempo y es por ello por lo que los valores culturales se han trasmitido oralmente y, en la actualidad, sigue siendo el medio de expresión más difundido. Los cuentos, las fábulas, los poemas, los proverbios, los cantos rituales y las adivinanzas son las composiciones más extendidas.

La literatura oral en el continente se trasmite a través de diferentes figuras importantes de cada región. Al tratarse de creaciones anónimas y colectivas esta persona debe poseer ciertas características para la narración, la recitación o el canto.

En la zona oeste de África destacan los griots. Se trata de hombres conocedores del arte de la palabra y que en muchas ocasiones hacen uso de la kora, un instrumento de cuerda, para acompañar sus narraciones o cantos. Por otro lado, en el norte del continente se encuentran los tuaregs personas que cantan los poemas durante encuentros familiares y festividades.

Griot
Manifestaciones artísticas

Las más antiguas civilizaciones surgen en África. Por ello, no es de extrañar que el arte africano sea tan arcaico como la propia Humanidad. Los egipcios han dejado importantes legados que incluyen todos los ámbitos clásicos del arte (pintura, arquitectura y escultura). La Gran Pirámide de Guiza es uno de los mejores ejemplos. Construida hace 4000 años es la única Maravilla de La Antigüedad que perdura. Más allá de la herencia egipcia, existen otras muchas manifestaciones antiguas de gran importancia.

En Argelia, en la región sahariana de Tassili, se encuentran alrededor de 15.000 pinturas rupestres del Paleolítico Superior que muestran un modo de vida completamente diferente al del Sáhara actual. Por otra parte, en Nigeria se hallaron las terracotas de Nok, unas esculturas que datan del 600 a.C al 300 d.C. Este tipo de manifestaciones antiguas pertenecen en su mayoría a culturas concretas como la Songhay, Yoruba, etíope o Dogón entre otras.

En la actualidad, los artistas africanos contemporáneos muestran ciertas inquietudes sobre la identidad africana y los problemas del continente. Buscan una expresión moderna que no deje atrás la tradición. Asimismo, el marfileño Frédéric Bruly Bouabré (1923-2014) es considerado un importante propulsor del arte contemporáneo africano.

Obra de Frédéric Bruly Bouabré
-Danza

La danza en África es muy importante. Esta se acompaña de movimientos intensos al ritmo de una música ancestral, normalmente, tocada por un tambor. Para los africanos sus bailes ayudan a sanar el cuerpo y el alma. Asimismo, uno de los propósitos es estar en contacto con la Tierra y sus elementos. Esta danza indaga en el movimiento natural del cuerpo y lo dirige hacia la tierra. Con esto se busca la conexión con la Madre Tierra, así como relajar tensiones y liberar mucha energía.

En la cultura africana las danzas tradicionales están ligadas a dos concepciones: fases de la tierra y fases de la vida. Las desgracias naturales, las estaciones, los nacimientos o las muertes son los cambios que acompañan estos bailes.

La variedad de ritmos y bailes es muy diversa según las diferentes culturas y pueblos africanos. Aun así, tienen una cosa en común. La música y la danza van siempre de la mano.  

Adowa, baile extendido en el pueblo Akan de Ghana. Se realiza durante funerales y eventos sociales.
– Música

La música es, sin duda, uno de los aspectos culturales más importantes del continente desde hace siglos. Además, está ligada a todos los aspectos de la vida de los africanos y es marca de identidad en cualquier región de África.

La música africana tiene unas características muy concretas y singulares que la hacen fácilmente reconocible. Asimismo, como ya se menciona anteriormente, se encuentra presente en todos los aspectos de la vida y toda la comunidad es partícipe ya sea con cantos, tocando instrumentos o bailando. Igualmente, la mayoría de la música vocal es polifónica, es decir, se van combinando los sonidos de varias voces e instrumentos de forma simultánea para conseguir un todo armónico. También cuentan con una gran variedad de instrumentos, sobre todo, de percusión y cuerda. Los laúdes y tambores, dentro de sus diversas variedades, están presentes en todos los pueblos.

Algunos de los instrumentos típicos y más conocidos del continente son el yembé (djembé), la mbira, el ribab, la kora, el balafón o el anzad.

Kora africana

Más de Andrea Rivero

The Strokes publican nuevo álbum ‘The New Abnormal’

El sexto disco de estudio del grupo neoyorkino ya está disponible en...
Leer más

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *